Respiración Consciente, alcanza tu equilibrio

La respiración es nuestro alimento esencial que nutre nuestro cuerpo, mente y espíritu.


De ahí, la importancia que tiene la respiración consciente para alcanzar nuestro equilibrio y el uso de técnicas yóguicas de pranayama para ayudar a limpiar nuestros canales energéticos o nadis para que el prana fluya libremente por nuestro organismo. De este modo, limpiamos y equilibramos nuestros chakras y poseemos una mayor fuerza vital, armonía y bienestar.

La palabra Pranayama se compone en sánscrito de las palabras prana: “respiración” y yama: “control” y por lo tanto, Pranayama significa literalmente “control de la respiración”.


Se trata de uno de los 8 pasos esenciales descritos por Patanjali, yamas, niyamas, asana, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana, samadhi en el libro de los Yoga Sutras.


El pranayama recoge todos los ejercicios de respiración yóguica que tienen como objetivo hacer que el prana (la energía vital) fluya en nuestro cuerpo energético.En yoga hay distintas técnicas de respiración que a través de la exhalación, inhalación y retención del aire, así como del tiempo que mantenemos cada fase o bien si inhalamos con la fosa nasal izquierda o con la derecha, nos ayudan a relajar, estimular o equilibrar la energía.


El prana, energía vital, pasa a través de los nadis o canales energéticos, ayudando a que la energía fluya a través de ellos desbloqueándolos y limpiándolos con el flujo de la respiración, para así poder disponer de un cuerpo y una mente sana y saludable.


La práctica de pranayamas se puede realizar en cualquier momento, sin embargo la recomiendo antes de la meditación, ya que calma nuestra mente, siendo un verdadero puente para de conexión con el mundo sutil.


El pranayama consta de las siguientes fases:

PURAKA: inspiración

RECHAKA: espiración

ANTAR KUMBHAKA: retención

BAHIR KUMBHAKA: retención sin aire en los pulmones.


En la realización de pranayama hay que tener muy presente el papel de “Kumbhaka”, ya que durante la retención de aire las energías se equilibran dando lugar a un aumento del prana, lo que induce a la mente a entrar en un estado de conciencia más profundo. Además, sobre la retención se produce un efecto activador sobre la kundalini, la energía que tenemos en “letargo” en la base de la columna y que al despertarla debe ascender hasta el último chakra (Sahasrara o chakra de la corona) donde se producirá el Samadhi, un estado de supra consciencia e iluminación que nos lleva a la unión con la energía del universo.


La respiración nos permite regular tanto la energía del cuerpo como nuestro sistema nervioso y las fluctuaciones de nuestra mente y emociones. Todo está unido y la respiración sirve de vehículo para generar equilibrio entre cuerpo y mente.


Por ello, el pranayama aporta grandes beneficios tanto para nuestro cuerpo, mente como espíritu:


  • Ayuda a nuestra salud física y mental.

  • Purifica las vías respiratorias y pulmones.

  • Favorece la circulación sanguínea y purifica la sangre.

  • Asegura la apropiada circulación de los fluidos corporales beneficiando el proceso digestivo.

  • Previene enfermedades.

  • Otorga vitalidad.

  • Disuelve bloqueos energéticos.

  • Estimula la memoria, la concentración y el rendimiento intelectual.

  • Otorga calma y serenidad.

Es importante iniciarse en la práctica de pranayama acompañados de un profesor/a. Por eso, si te animas, puedes iniciar tu práctica a través de las clases de Yoga Online Grupal en KAMINA ESCUELA, que incluye una explicación detallada del pranayama y su práctica. ¡Te esperamos¡






4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo